Desoje

Me aferro a su imagen
pero sólo eso queda.
Me torturo al tomar conciencia
de que sin ayuda externa
la he perdido.
No supe admirar la razón
que me ayudaría a sobrevivir.
No cuidé la frágil flor
que cayó entre mis manos.
La desojé con egoísmo.
La desojé con mi autodestrucción.
La desojé.
Y ahora pretendo recolectar
los pétalos inertes que arrojé
a un reloj de arena,
marchitos por el peso de los granos.
Ahora pretendo conquistar
esa trémula ondina
que alejé con la marejada de mi orgulloso
NIHILISMO.
Observo la ceniza del incienso caer.
Así cayó su amor por mí.
Prendí fuego a nuestro amor
y ahora pretendo, iluso,
que las cenizas
estén perfumadas.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: